Sellos de boda automáticos vs manuales

2 mins

En el momento en que celebramos una boda, tenemos que realizar las tarjetas de invitación. Hoy en día para hacerlas de una manera rápida, sencilla y que a su vez parezca artesanal, es utilizar sellos de caucho.

Sellos de boda



¿Por qué elegir un sello automático para marcar tarjetas de boda?

Con un sello de caucho podemos marcar tarjetas de boda, los sobres en los que van las invitaciones u otros elementos de decoración

Teniendo en cuenta en una boda puede haber una gran cantidad de invitados, no resulta una mala idea plantearse qué tipo de sello necesitamos para hacer las tarjetas. Sería ideal un sello fácil de estampar, limpio en su uso y que nos permitiera encajar bien el sello.

El sello automático gracias a su sistema de entintado nos permite trabajar mucho más rápido cómo podemos ver en el análisis realizado, qué un sello manual. La diferencia de precio entre los dos tipos de sellos es muy reducida comparada con el ahorro de tiempo que se puede ganar con el sello automático, y más cuando hay muchos invitados acudiendo a un evento, ya que un sello manual acabaría siendo cansado y tedioso. Además de que el sello automático aporta facilidad de uso, la dificultad para mancharse y el marcado queda mejor.


¿Por qué elegir un sello manual para marcar tarjetas de boda?

Por otro lado si tenemos requerimientos de tamaño especiales que nos obliguen a hacer un sello de gran tamaño, el sello manual es una opción mejor, puesto que permite tamaños muy superiores a los de cualquier sello automático. Esto también pasa con aquellos sellos que tienen un tamaño muy determinado o con unas proporciones muy concretas, es posible que el catálogo existente de sellos automáticos no pueda suplir y sin embargo las múltiples opciones que ofrecen las monturas manuales seguro que nos brindan una solución.

También está el tema de la estética, aunque generalmente la mayoría de sellos manuales tiene un acabado bien sencillo que de por si no es feo, existen acabados en maderas más nobles que una vez el sello ha cumplido su función junto a una caja y un soporte adecuado para el sello pueden servir como bonita decoración en cualquier mesa de trabajo o salón. Este nuevo uso aporta al sello de caucho un valor como recuerdo.

En definitiva, poder personalizar en cualquier tamaño el caucho para nuestros sellos y dar un segundo uso como elemento decorativo y recuerdo del día de nuestra boda al sello, son razones más que suficientes para decantarnos por un sello manual si queremos marcar nuestras invitaciones de boda.

Deja un comentario