¿Qué es el scrapbooking?

3 mins

Seguro que has escuchado hablar del scrapbooking. Sin embargo, quizá no sepas exactamente qué es o lo confundas con otro tipo de métodos. Es más, muchas personas ajenas al mundo de las manualidades igual no saben nada de este término.
Para empezar, se puede considerar como una técnica o método por el que se crean libros a partir de trozos o pedazos de cosas. No obstante, en los últimos años el poder de estas creaciones se ha ido extendiendo a más soportes como poemas, invitaciones o cartas. Es decir, no tiene por qué ser necesariamente un álbum o libro con fotografías.



Scrapbooking y su procedencia

La definición exacta, que más se acerca a lo que significa esta técnica, es esta: “es una manualidad surgida al otro lado del Atlántico que consiste en el guardado de fotos o recuerdos de manera creativa y original”.

Por un lado, el scrapbook, hace referencia al término inglés que define a un libro de recortes. Así, “scrap” significa trozo, mientras que “book” es libro, naciendo el término que definimos en el anterior párrafo. 

El origen de la técnica se remonta a 200 años atrás, aunque como es de esperarse, las fotografías no eran las protagonistas de las creaciones, ya que no existían. ¿Entonces? Eran los poetas los que escribían cartas de amor, poemas o recortes y los guardaban en publicaciones. Habría que esperar a la década de los años 80 para empezar a ver, entre la población, las primeras creaciones. Diez años después, el avance era imparable. 
Se puede decir que este método nos ayuda a ser más creativos, a reflejar nuestros sentimientos y a trabajar en equipo.

El papel, el elemento más destacado en todas las creaciones

Una de las principales dudas de las personas que se están iniciando en la técnica es el papel que deben emplear. Existen de muchísimos tipos: los lisos, los que tienen detalles en foil o los listos, entre otros muchos más. 
El papel será la base de nuestra creación, el soporte que va a reflejar nuestro acabado. Entre los principales tipos, destacamos los siguientes:

  • Papel crepé. Conocido como corrugado destaca por textura rugosa.
  • Papel de seda. Su tacto suave lo convierte en un papel muy demandado. 
  • Papel vegetal o cebolla. Es conocido como el “papel para calcar”. Es de DIN A4 y permite el uso de rotuladores.
  • Papel de scrapbooking. Está considerado como una mezcla entre el cartón y el papel.
  • Papel de acetato. Dan muchísimo juego al estar presentados por láminas transparentes. 
  • Papel decoupage. Es un papel muy fino, uno de los más usados por los creadores. Es ideal para superficies como maderas o cerámicas.

Puede conocer más detalles de estos tipos de papeles para scrapbooking en el siguiente enlace
Destacar también los tamaños de los papeles estampados, los cuales suelen ser los A4 o A5 en Europa, pese a que en Estados Unidos usan más el 12 x 12, e incluso el 8 x 8 pulgadas o el 6 x 6.

Los gramajes de papel para cada creación

También es muy importante destacar el grosor del papel, dependiendo de la creación que se vaya a realizar. Por ejemplo, para tarjetería o álbumes, es ideal el gramaje de 180 a 240. En el caso de que se deseen proyectos de una mayor consistencia, el gramaje tendrá que ser de entre 250 y 350, mientras que para impresiones que se colocan en el interior del soporte, el papel será de 90 a 170 gr.

Las técnicas más usadas en el scrapbooking y los materiales a tener en casa

Para la creación de diferentes proyectos no existe una única técnica ni, por supuesto, todo se basa en el pegado y recorte. Estas son las técnicas más empleadas: 

  • Cosido. A mano o a máquina. 
  • Pintar. Realiza
  • Estarcidos. Se emplean plantillas y materiales como texturas. 
  • Estampación. Los sellos de caucho son los protagonistas, también las tintas
  • Troquelado. Existen troqueladoras de palanca o con plotter de corte para esta técnica. 
  • Rasgado. Cortes de papeles realizados a mano.

Por otro lado, ¿Cuáles son los principales materiales que debemos tener para realizar estas creaciones?

  • Las fotografías que se deseen decorar.
  • Pegamento.
  • Papeles lisos o estampados, dependiendo del proyecto o la temática. 
  • Tijeras o cuter para cortar o modular el papel-
  • Adornos: sellos, cintas o pegatinas. ¡Hay una gran variedad!

Si quieres saber más sobre el scrapbooking, ahora que ya sabes qué es y sus principales características, no dudes en seguir visitando todos nuestros artículos sobre este método. ¡Aprenderás cada día un poquito más sobre esta técnica!