Sello seco

3 mins

Un sello seco o en relieve es una apuesta segura si quieres marcar, de manera muy original, un documento. Es probablemente la forma más auténtica y personificada de marcado que existe en la actualidad, por lo que no es de extrañar que se emplee para eventos o celebraciones en los que la imagen y la originalidad priman sobre todas las cosas. Como es lógico, sus usos se extienden más allá: empresas, autónomos, la administración pública y los particulares los usan para diversos fines.

Se les conoce también como los sellos en relieve, puesto que la antigua técnica que se utilizaba para el marcaje se llamaba de esta forma. De hecho, su uso se remonta al 3200 a. C., al Imperio Babilónico.

Su acabado es especial, duradero, único y de una inusitada calidad. No obstante, sus beneficios se cuentan por decenas.

Llegados a este punto ¿quieres saber más sobre este tipo de grabado y dónde se utiliza? ¿Cómo es su marcado? Sigue leyendo y toma nota.


Dónde se usan los sellos secos

El principal uso de este tipo de sellos se da en el entorno empresarial y por parte de trabajadores por cuenta propia. Entre estos últimos, estarían los fotógrafos, quienes marcan algunas imágenes y retratos para aportar un toque diferenciador y profesional. Asimismo, los notarios y los abogados también realizan marcados para documentos, deseando resaltar la imagen y validez de los mismos. Por supuesto, todo tipo de organizaciones pueden emplearlos para realzar las superficies que deseen, sobre todo aquellas que desean mejorar el packaging.

Además, cabe destacar que las administraciones suelen usar este tipo de sellos para evitar falsificaciones o reproducciones, además de dar una imagen mejorada. Es habitual ver los marcados en documentos expedidos por ayuntamientos, universidades (para diplomas o certificados de notas oficiales), ministerios, diputaciones o por gobiernos autonómicos o estatales.

Por si fuera poco, cada vez más particulares se han sumado a la moda de este tipo de sellos en relieve para marcar agendas, libros, invitaciones, tarjetas o cuadernos, entre otros. Su exclusividad y un acabado perfecto y original convierten al sello seco en nuestro aliado si lo que queremos es dar una gran distinción.

Aplicaciones del sello en seco, saca el máximo partido a tus sellos en relieve


Cómo funcionan

Para poder realizar las estampaciones más óptimas, debemos saber cómo utilizarlo. En primer lugar, destacar que el grabado ideal suele darse en papeles cuyos gramajes oscilan entre los 80 y los 100 gramos.

No debemos preocuparnos en exceso por saber usar la máquina, puesto que su manejo no solo es sencillo, sino bastante intuitivo. Es más, dispone de un sistema de bloqueo que aporta seguridad. Así, tendremos que hacer con presión con las tenazas para plasmar el diseño deseado en el papel. El diseño de estos marcajes se puede personalizar con un logo, texto, inicial u otro tipo de elemento que no exceda de un diámetro de 40 mm.

Eso sí, hay que tener en cuenta la orientación, un aspecto fundamental, ya que para el correcto marcaje de un sello tendremos que saber si es a la derecha, izquierda, arriba o abajo. En el caso de escoger mal el diseño, el sello quedará torcido.

Sello seco plasma tus diseños sin tinta

Recuerda que la principal característica de este sello es que no requiere tinta. Por este motivo, se le considera diferente, original, particular y elegante. Eso sí, teniendo en cuenta siempre que el tipo de papel a estampar será también el que marque la diferencia.

¿Quieres conocer más detalles sobre los sellos en seco o en relieve? Póngase en contacto con nosotros. Nuestros profesionales de Araprinter te ayudarán a conseguir el mejor estampado para que puedas disfrutar, cuanto antes, de una imagen mejorada y muy distintiva.

Deja un comentario