Sellos de caucho manuales

3 mins

El sello manual es el que lleva mas tiempo entre nosotros, por ello esta mas presente en nuestro imaginario colectivo cuando pensamos en sellos de caucho.

Casi todos hemos usado o visto usar algún sello a lo largo de nuestra vida y sin duda a muchos le vendrá a la mente un sello manual, para marcar las invitaciones de boda por ejemplo.

Tipos de sellos manuales

A la hora de clasificar los sellos manuales existen muchas maneras, por ejemplo sellos cuadrados, redondos o rectangulares. En nuestro caso los podrás encontrar según el material en que esta fabricada la montura.

Sellos de madera

Sellos de madera

Sellos de caucho manuales en madera, perfectos para bodas, celebraciones y regalos personalizados.

Sellos manual con montura de plástico

Sellos de plástico

Sellos manuales de caucho fabricados en plástico para una mayor resistencia y durabilidad, ideal para empresas



Historia reciente del sello de caucho manual 

Cuando hablamos de sellos para empresa o sellos para la oficina tenemos que hablar de los sellos automáticos, numeradores, fechadores, sellos electrónicos y por supuesto del sello manual, que ha convivido con nosotros prácticamente hasta bien entrados los años 1980.

El cambio entre el sello manual y el aparato automático ha sido un proceso lento, el sello manual ha ido desapareciendo de nuestras vidas quedando relegado para otras utilidades más concretas como sellos de boda, comuniones, celebraciones, exlibris o manualidades.

El motivo principal por el que se ha ido dejando de usar es porque en una oficina se utilizan intensamente y esto suele ir acompañado de dedos manchados, y en el día a día es sucio y nada práctico.

Existen sellos manuales antiguos muy curiosos, como por ejemplo los sistemas para sellar, tenían una base muy amplia y el sello estaba unido a dicha base, de esa manera se colocaba el papel tal y como se coloca hoy en día en una grapadora, y se sellaba con el mismo movimiento que hacemos al grapar.

También es muy común ver sellos antiguos con monturas metálicas generosamente decoradas, al fin y al cabo el sello era un elemento que duraba mucho tiempo, pero mas aún la montura que no se cambiaba nunca, simplemente se sustituía la parte que hacia el sellado.


El uso del sello personalizado manual hoy en día

Aunque hayan quedado relegados a un segundo plano, sigue habiendo utilidades en oficina para los sellos manuales. Uno de ellos es el sello de gran tamaño que no podríamos hacer con los estándares habituales que ofrecen los sellos automáticos.

Se suelen utilizar monturas de madera, para por ejemplo los estadillos de los juzgados, dónde echan un sello y tienen que rellenar datos y firmar. También son especialmente útiles para el marcaje de textos grandes, o para el estampado sobre cajas.

Otra de las utilidades en las que el sello manual de madera suele resultar indispensable, es cuando necesitamos utilizar tintas especiales. Tintas que por ejemplo sirven para marcar materiales plásticos, cerámicos o metálicos.

Estás tintas suelen ser de secado rápido, por lo que el sistema de entintado del sello automático no nos valdría, puesto que la almohadilla se secaría y quedaría inutilizable es muy poco tiempo. Con un sello manual no tendríamos este problema, porque llenaríamos el entintador según nuestras necesidades.

Otra aplicación que tenemos para los sellos manuales es el exlibris, un sello qué sirve para marcar libros, indicando quién es el propietario de estos. Se trata de un magnífico regalo, ya que salgo personalizado y único. Suele estar disponible en varios acabados, desde maderas nobles hasta lacados con temas infantiles.

Los sellos manuales a día de hoy tienen un uso muy extendido para ceremonias, como por ejemplo sellos para bodas, sellos para aniversarios o para otro tipo de eventos y celebraciones. Estos sellos personalizados se suelen utilizar sobre todo para marcar las invitaciones de boda, o de la celebración para las que hayan sido diseñados.

Por último el sello de caucho manual tiene mucho éxito en el sector de las manualidades o scrapbooking, donde sus aplicaciones llegan hasta dónde llega la imaginación del autor.